Las manchas en la piel (sobre todo en el rostro) tienen muchísimas causas por las cuales aparecen de un momento a otro.  Los dos tipos que existen son: hiperpigmentación  y despigmentación, es decir, la piel pierde o gana pigmentación a tal punto que se alcanza a percibir notablemente.

Las manchas más frecuentes son las manchas oscuras que son los famosos lunares, o las manchas que trae el embarazo  o simplemente las manchas que trae la edad.

La causa más común es la exposición a los rayos ultravioleta, pues estos dañan las células y peor aún son más perjudiciales si se exponen con productos como cosméticos, fragancias y lo peor, creer que el bronceador va a prevenir estos rayos del sol y que también funciona como protector solar.

Además ten en cuenta que productos como los anticonceptivos pueden ser los que estén generando “alteraciones” en tu piel y aquí es necesaria una valoración u orientación medica s, otra de las causas es el acné y para ello también es necesaria una asesoría médica.

Para prevenir las manchas en la piel entonces es esencial utilizar todos los días protector solar  para evitar que los rayos ultra violeta generen estas “imperfecciones” que tanto odiamos, es necesario hidratar tu cuerpo con bastante agua durante el día ya que nos ayudara a limpiar nuestro cuerpo y para completar el cuidado es importantísimo desmaquillar tu rostro siempre.